SELECCIÓN DE UNA SILLA DE RUEDAS PARA DEPENDIENTES

06, junio | AYUDAS PARA COMPRAR | Sin comentarios
SELECCIÓN DE UNA SILLA DE RUEDAS PARA DEPENDIENTES

            Elegir una silla de ruedas para un adulto dependiente no es tarea fácil. Sin entrar en casos especiales con personas de más de 120 kgs de peso o adaptaciones personalizadas para el usuario, cuando se plantea esta necesidad de comprar una silla de ruedas, conviene antes plantearse para qué uso principal la vamos a destinar. Los más comunes son: 

  • PARA CASA SÓLO
  • PARA CASA Y CALLE
  • PARA LA CALLE EXCLUSIVAMENTE
  • PARA USO EN RESIDENCIA
  •  
  • PARA CASA SÓLO.

En este caso la mejor opción son las sillas con 4 ruedas de 125mm que giran en todas direcciones. Su movilidad es mayor y permiten desplazamientos en lateral y giros sobre su eje, librando mejor muebles y pasos estrechos. No suele ser necesario medir los anchos de puerta porque casi todas estas sillas miden menos de 58 cm. (ancho de puerta de baño), aunque siempre es conveniente asegurarse este punto en algunas sillas de baño. Estas sillas pueden ser

  1. De chasis fijo no plegables: con diversas opciones: reclinable en el respaldo o no, con o sin cubeta de inodoro, con cojines más firmes y respaldo más alto (nuestra ref. 70441020 ). Cómodas de mover por casa y en las que se les puede tener a las personas dependientes buena parte del día sentados con el correspondiente cojín antiescaras. Se les pueden añadir también accesorios que incrementen su confort: p.e. prolongaciones de respaldo,  reposacabezas, reposapiés elevables, apoyos laterales, inodoros etc.
  2. De baño: con doble función: se pueden colocar encima de la taza del inodoro sin tener que trasladarle de la silla a la taza, y se les puede duchar directamente sobre ellas (nuestras referencias 30250040 y 30250090). Si además les incorporamos un asiento duro que tape el agujero con el que vienen de serie, y se le ajusta bien la altura del  reposapiés, nos servirán igualmente tanto para pequeñas estancias como para el desayuno o la comida. 

 

  • PARA CASA Y CALLE

Con unas ruedas traseras de 315mm de diámetro aproximadamente y plegables, permiten poder usarlas con cierta comodidad por calle. Igualmente sirven para desplazamientos interiores de una casa, al no ser ruedas excesivamente grandes, tanto en ancho como en largo. Suelen tener un peso ligero para que se puedan cargar con facilidad a la hora de meterlas en el maletero de un coche o subir las escaleras de un portal (nuestras ref. 70435120 o 70420080). Van por tallas, luego es conveniente medir tanto el ancho de cadera del usuario como el del paso más estrecho por el que vayan a circular dentro de la casa, normalmente las puertas del baño. A veces ocurre que la talla de la silla que requiere una persona dependiente es demasiado ancha para los pasos estrechos de una casa. En estos casos hay que decidir por un uso prioritario, o casa o calle, o si directamente se van a necesitar 2 sillas. Se les pueden incorporar diferentes accesorios según el modelo: reposacabezas, reposapiés elevables, brazos regulables en altura etc. 

  • PARA LA CALLE EXCLUSIVAMENTE

Son los mismos modelos de silla que las anteriores. Tan sólo cambia la rueda trasera, que va traer de fábrica un diámetro de 600mm. Ello supone que tienen un radio de palanca mayor. La mayoría de la gente piensa que esta rueda es para que quien va sentado pueda mover la silla. Y sí se puede, si la persona tiene suficiente fuerza. Pero la ventaja de este tamaño de rueda es para quien empuja, pues le costará bastante menos mover la misma silla o subir una acera, que con ruedas más pequeñas. Deben pesar no más de 20 kg. y que se les puedan retirar fácilmente las ruedas grandes, para poder meterlas con facilidad en el maletero de cualquier coche (nuestras referencias 70435130 o 70436020). Actualmente han surgido modelos mixtos que poseen las 2 medidas principales de ruedas 600+315mm, para poder usar una sola silla tanto en casa como en calle (nuestra referencia 70436040

  • PARA USO EN RESIDENCIA O DE LARGA ESTANCIA

Normalmente serán de chasis fijo con diversas características de confort, incorporadas muchas de serie desde la fabrica: respaldos más altos, firmes y abatibles; cojines igualmente más firmes y en muchos casos cojines de material antiescaras; con asiento basculante, reposacabezas anatómicos, reposapiés elevables, apoyos laterales, taco abductor etc. (nuestras ref.70425010 o 70425020). En ellas se puede tener a las personas dependientes sentadas buena parte del día, con un descanso óptimo y un menor riesgo de ulceraciones. La rueda podrá ser de 315mm o 600mm de diámetro, aunque recomendamos por comodidad de desplazamiento estas últimas. 

            La silla debe adaptarse no sólo a las necesidades de la persona dependiente usuaria, sino también a las necesidades del cuidador y del entorno por dónde se va a mover. Aquí he expuesto los criterios más básicos a tener en cuenta, antes incluso de salir a buscar físicamente la silla de ruedas.. Su asesor de confianza en tienda después le indicará aquellos accesorios o complementos en la silla que le pueden resultar de utilidad para su caso concreto de persona dependiente. 

El catálogo de tipos de sillas de ruedas puede ser más amplio para funciones específicas: para subir y bajar escaleras, de sólo traslado, eléctricas a motor, deportivas, de niños, etc. Pero esas serán objeto de otros reportajes.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha